miércoles, septiembre 10, 2008

Hellraiser, el libro

Hace ya unos años que les hinqué el diente a los libros de sangre del amigo Barker. Tengo un recuerdo confuso: relatos que me marcaron, muy viscerales en el sentido de que tuvieron el mismo efecto de un puñetazo en la boca del estómago, y otros aburridos como una encíclica papal hablando del uso del condón. La sensación final es muy similar a la que me producen las historias de Robert Bloch, siendo estilos marcadamente diferentes, me entretiene, pero no acaba de penetrar como bloque, como autor, como un todo.

Este verano me fui a por Hellraiser, me senté en la terraza, pipa de agua y vodka con zumo helado al canto —si, en lo que respecta a la preparación de ciertos momentos de lectura soy un sibarita, y más si estoy de vacaciones— y comencé la lectura. El estilo de Barrer es sólido, no se me ocurre mejor definición en lo que a mi respecta, sin llegar a estar totalmente influenciado por la forma de narrar fílmica, dota a la historia de un ritmo natural que te impide abandonar la lectura. Barrer no se anda con chiquitas, explorador avezado, bucea en aquellos recovecos que pocos se han atrevido a explorar. Abiertamente juega con los vicios y pasiones contemporáneas: sexo, más sexo, violencia, ambición, deseo, engaño, flaquezas humanas, y más sexo… y juega sin contemplaciones. El terror es un terror, repito, sólido y contundente; cuando hace presencia salpica tanto el rostro de la víctima como el del lector. El terror es físico y se solidifica en el dolor; así, en esta obra, el dolor posee una cualidad dual. Por un lado es una necesidad, un deseo, un punto masoquista que une terror y placer. Por otro, no pierde su esencia destructora, desintegradora, con el miedo a la muerte como estigma final, péndulo que oscila sobre el personaje. Una dualidad que se ve personificada en cada uno de los Cenobitas.

Esto me confirma que es necesaria una relectura de esos Libros de Sangre.

4 comentarios:

Ismael Martínez Biurrun dijo...

Hellraiser es una de las mejores novelas de terror jamás escritas, por su plasticidad, su estructura, su lenguaje. La "pena" es que Barker siempre vivirá bajo la sombra de sus Libros Sangrientos, haga lo que haga. El juego de las maldiciones también es una gran novela, y ahora está reeditada por La factoría.
Hace tiempo que le he perdido la pista a Barker, sin embargo, y por lo que sé su última novela es un bodrio (en mi blog saqué una entrevista donde la presentaba, haciendo bastante el ridículo).
En todo caso, Barker es lo más parecido a Lovecraft que tenemos hoy día, y sus cenobitas no están tan lejos (apenas a un océano de sexo de distancia) de las entidades innombrables del de Providence.

David dijo...

Pues a mí "Los libros de sangre" me encantaron, logicamente unos relatos más que otros (es lo que tienen las antologías). Pero no he leído Hellraiser, el hecho de ser primero un producto cinematográfico y luego una novela, me ha tirado para atrás; al igual que las novelizaciones de películas de Chris Claremont.

Siempre he desconfiado de este libro y más teniendo en cuenta el empeoramiento que ha sufrido la trayectoria del autor. Dios, si parece una parodia, más que una persona. No sé cuándo lo escribió, pero en España se publicó cuando ya no me interesaba el trabajo de Barker. Tambiém lo ví muy delgadito y con letra enorme, pensé que se trataba de una engañifla que pretendía rentabilizar el éxito de la peli. (Como sucedió con la novelización de "La noche de los muertos vivientes")

Ismael Martínez Biurrun dijo...

Según parece, The Hellbound Heart es el título original de la novela (o relato largo) en la que se basó la película, aunque fue publicada posteriormente al éxito en el cine. Pero me da igual, el caso es que la novela es una obra de terror perfecta.

Y a mí también me encantan los Libros de Sangre, no quiero decir que sean menos valiosos que Hellraiser; lo que reivindico es poner Hellraiser a su altura, porque mucha gente (como Jasso) la desprecia por ser (aparentemente) un subproducto cinematográfico. Hellraiser es mucho más que eso.

Cesare dijo...

Yo soy un fanático del Barker (Barrer según tu corrector ortográfico ;-)) desde que leí esta novela... Los libros de Sangre son como dices, unos cuentos fabulosos y otros no tanto, pero aun así muy recomendables....

Por cierto, ya que mencionas a Bloch, hace poco que leí Piromano y es una lectura que te recomiendo hagas si no es que lo has hecho ya, claro.