jueves, febrero 26, 2015

Alma y el Poeta..., en breve

En abril mi  nueva novela

"En abril desde Dissident Tales Editorial S.C. publicará el Volumen 2 de la Colección ReBro. "Alma y el Poeta" de José Mª Tamparillas e ilustrado por la artista gráfica Marifé Castejón.

Una historia que destila desesperación, humanidad y realidad. 

 Pero que también os dará una buena dosis de terror sobrenatural.
Literatura con mayúsculas de la mano del ganador del premio NOCTE 2013 al mejor relato por "La mirada del Dodo" y que por cierto viene en esta edición a modo de jugoso regalo.


Lo dicho, en abril se abre el infierno."

miércoles, noviembre 12, 2014

Premio NOCTE para "la mirada del dodo"

Pues eso, que la gente de la Asociación Española de EScritores de terror ha tenido a bien concederme el galardón al mejor relato nacional.
El premio se lo ha llevado "La mirada del dodo", incluido en la antología "Anatomías secretas".

A raíz del premio me hicieron una entrevista para reseñar la noticia en la prensa local, en concreto en el Heraldo.

Posteriormente, y como parece que eso del terror interesó, se nos hizo un reportaje a la plétora de autores dedicados al género que hay en Zaragoza.

Aquí tenéis la imagen de los dos "cucarachos", el de "La necesidad del dolor", ganador en el 2012 y el de esta edición del 2014.

Los Premios Nocte 2014, hechos públicos en el Museo del Romanticismo durante la Semana Gótica de Madrid, han distinguido como Mejor Novela a  "El hombre que nunca sacrificaba las gallinas viejas", del Darío Vilas, mejor Antología de Relatos a "Umbría", de Santiago Eximeno, mientras que "La mirada del Dodo", de José María Tamparillas, se ha hecho con el galardón al Mejor Relato de terror. "La casa de las hojas", Mark Z. Danielewski, se hizo con el premio al Mejor Libro Extranjero, y la Editorial Valdemar, obtuvo el Premio Honorífico



miércoles, julio 16, 2014

Un paseo por mi Zaragoza Turbia



Un paseo por mi Zaragoza Turbia, por los rincones, lugares y sombras que me han inspirado los relatos del blog hermano, sí, ese donde sumo en el caos y la perturbación a esta gran ciudad...

Pincha en al imagen y accede al blog y al plano interactivo

sábado, mayo 10, 2014

Basicos del terror: Miriam, de Truman Capote


Sí, han leído bien: Truman Capote, ese escritor convertido en personaje de su propio libro inacabado (ese que iba a retratar sin piedad a los Vip de su época), digerido por su propio éxito, las drogas, el alcohol y el sexo. Uno de los mejores escritores americanos del siglo XX, eso dicen; polémico, narcisista, estridente y con un eventual y cuidado aire de prima donna frívola.

Que leer a Capote es un placer la sabe cualquiera: El arpa de hierba, A sangre fría, Desayuno en Tiffany's..., ahí están. ustedes mismos. Pero cuál fue mi sorpresa, mientra atacaba los "cuentos completos" en la edición de Anagrama, cuando ayer por al noche di con "Miriam". ¿Un cuento de fantasmas? ¿Una escalofriante aproximación, cargada de sensibilidad, al asunto siempre recurrente del mal? ¿Capote? Sí, Capote.

La aproximación al mal de Capote en este relato es delicada y al mismo tiempo implacable (alejada de la que ofrece en su obra canónica A sangre fría); la figura arquetípica de Miriam, la niña que inquieta y asedia a la señorita Miller con su presencia cargada de capricho e intención, despierta en el lector un estado de profundo malestar; malestar que solo se presenta cuando nos sentimos en presencia del mal en estado puro, de ese mal desencarnado, voraz, cargado de ganas de devorar nuestra cordura; un mal que juega con la realidad como lo haría un niño con un puzzle, un mal que acentúa nuestra soledad, nuestra individualidad imperfecta, proyectándola sobre una realidad deformada, irreal.

A veces, desdibujado, Capote, en sus biografías, en la composición que se nos ha querido transmitir de su figura, aparece como uno de esos niños de gran inteligencia, inteligencia trufada con un estudiado y caprichoso sentido de la crueldad, un niño capaz de disfrutar arrancándole las alas a una mosca mientras la convence de que así es más hermosa, esbozando una radiante sonrisa. Ese sentido de la crueldad, de la esencia más primigenia y aguzada del mal es lo que me ha transmitido la lectura de Miriam. Ver en esa niña un reflejo de los instintos del propio autor.

Y sí, hay obras de terror mucho mejores que este olvidado relato primerizo del autor norteamericano, mejor escritas, quizá, sin ese recurso teatral anticlimático que se perfila en su final, pero aún así, Miriam conmociona, no en vano es un susurro de una de las voces que mejor ha sabido escribir acerca del mal en el pasado siglo.

Nota: el relato, en1946. ganó un premio, el O.Henry, en la categoría de mejor relato publicado por primera vez.


lunes, marzo 24, 2014

En la Plaza de Santa Marta

"Esta placita, incrustada en el centro de Zaragoza, casi al lado de La Seo, es visita obligada para los amantes de la gastronomía efímera: de la tapa, el montadito, la ración, el chato de vino y la caña de cerveza al albur de una reunión de amigos. Era domingo, un soleado domingo de finales de febrero. Las terrazas estaban atestadas; olía a queso, a frituras, a pan tostado y jamón recién cortado, a vermú casero y alegría, la alegría que proporcionaba un tercer grado provisional en la prisión del inclemente invierno zaragozano. "
[Ir a entrada]

Nuevo desbarre en "Zaragoza Turbia". Esta vez en uno de esos lugares que si venís algún día a Zaragoza y sois amantes del buen tapeo, no debéis dejar de visitar. Esta vez lo turbio cabalga en esos objetos tan comunes que son nuestros teléfonos móviles

jueves, marzo 20, 2014

Primeros pasos en Zaragoza Turbia

No le tengo apego al autobombo desmedido. No me gusta estar día sí y día también machacando al personal con mis cosas, tratando de vender una imagen, de alcanzar una meta como si de un objetivo comercial se tratase. Sin embargo voy a salirme un poquito de la senda trazada. En la última entrada comenté que había dado inicio a un nuevo proyecto creativo: "Zaragoza Turbia". Pues ahí va, sigue adelante, mejor de lo que yo pensaba. las ideas parece que fluyen o surgen. Y es algo bueno, eso creo, porque estaba estancado, parado, seco. Quizá todo se limitaba a uno de esos periódicos tramos de desencanto, a ver que la senda trazada no poseía -no posee objetivo- y no ser capaz de admitirlo y vivir con ello...

Para los que os apetezca y tengáis tiempo que malgastar con mis desbarres, estos son los primeros pasos de Zaragoza Turbia

La dama de Macanaz
O cómo el Ebro a veces muestra cosas que nadie creería que existen

La corte de los espejos 
Las casas de Zaragoza ocultan peculiares propiedades. En una de ellas, los espejos juegan a ser lo que no son

La casa fantasma de la calle Cerdán
¿Puede haber edificios fantasma? En Zaragoza parece que hay tradición


Os seguiré informando


jueves, marzo 13, 2014

Nace "Zaragoza Turbia"



A veces, cuando recorro la ciudad —Zaragoza—  junto a mi  mujer y mis dos perras, me veo atraído por detalles variopintos, por composiciones peregrinas, por situaciones , gentes, lugares y hechos que estimulan de repente mi imaginación y dan pie a que a la percepción se adhiera un repentino ardor creativo. El artista hace eso: toma lo cotidiano y le superpone una interpretación, una visión que complementa la realidad de lo percibido, la retuerce y la recompone; en mi caso suele inclinarse hacia lo oscuro y perturbador. Esos flashes de creatividad suelen desvanecerse casi de inmediato, igual que vienen se esfuman, dejándonos un malestar, muy común en los escritores, que hurga en las neuronas a medio plazo, una suerte de Pepito Grillo que nos susurra: mira qué original fue, lo bien que lo trazaste, la naturalidad con la que surgió…, ahora tu memoria de pez no es capaz de recordarlo, de atraparlo, de recrearlo; tu inspiración está tan atrofiada como tus sinapsis… torpe pedazo de alcornoque.

Cuando sucede eso, siempre, siempre me digo «coge una de tus libretas, llévala siempre contigo. Lo imaginado es ligero y lo arrastra el viento; lo que se escribe pervive y puede ser revisado y usado» Y en casa hay muchas libretas y cuadernos en blanco.

Zaragoza Turbia” es un blog de notas. Ya sé que el formato es algo obsoleto, pero es algo que me resulta indiferente, no busco lo que ahora tanto se lleva y se impone: esa inmediatez  limitada en el tiempo y en el espacio, alimento rápido y de fácil digestión. No. El blog, este blog va más allá, es muy personal aunque esté abierto al público, es una excusa que me voy a imponer para obligarme a llevar conmigo ese bloc físico, libreta de apuntes real, en la que anotar puntualmente mis ideas peregrinas y no tan peregrinas. El blog es una imposición para sacarme de un cierto estado de abulia creativa en el que me encuentro A ver si mi natural inclinación a la pereza no me vence y logro generar una rutina de creación  ara retomar una senda que he perdido.

Zaragoza es un buen lienzo, tan bueno como cualquier otro. Esconde secretos que solo los artistas conocen, secretos turbios en los que la realidad, lo cotidiano se calzan con lo misterioso, lo inquietante, lo prohibido o lo sangriento. “Zaragoza Turbia” quiere llegar a ser ese lienzo, pero emborronado, manchado, ultrajado por el alma de este escritor de cuarta fila.

Ir a Zaragoza Turbia