lunes, febrero 05, 2007

¿Falta imaginación?

Y esta una pregunta que se me ocurre después de haber tenido la portunidad de haber visto el trailer de la película de terror neocelandesa Black sheep.

Está visto que no son suficientes ni las pirañas, ni las abejas, ni las arañas, ni las musarañas (sí, no recuerdo el título, pero sé que hay por ahí una vieja película, especulo que de serie j,k l ó z, donde las musarañas atacan y devoran a nuestros desprevenidos congéneres humanos)... repito, parece que faltaba añadir uno más a la lista de animalitos mutados en bestias hambrientas e insaciables.

Les aseguro que, a partir de ahora el corderito de Norit va a poseer un nuevo significado, y no digamos ya la filia ovina de Carmen Sevilla...

Pero, al grano. ¿Qué sucede? la imaginación se ha convertido en un producto de lujo al que sólo acceden unos pocos elegidos. Cada vez que entro en algúna web dedicada a comentar y listar las nuevas películas de terror, me asombro de la cantidad de basura, de remakes, de vueltas de tuerca y de naderías que nos inundan. Sin ir más lejos, otro ejemplo, esta vez hollywoodiense, lo vi ayer mismo... la soporífera la última señal, donde Andy Macdowell se ganaba unos dólares aburriendo al personal en una historia de fantasmas acaramelados.

Bueno. Ya me he quejado, ya he gritado... ahora, ya saben.

Cuidado con las ovejas mutantes... y con las inocentes musarañas.

Y miren, a lo mejor la peli es buena y todo...

Y encontré la película de las musarañas: killer shrews

5 comentarios:

mota dijo...

Pues sí, Jose Mari, la imaginación está en crisis. Y más en el cine, donde está al servicio del dinero.

ismael m.b. dijo...

El cine está al servicio del dinero exactamente igual que el mercado editorial, donde tampoco abundan las ideas novedosas.
Yo me confieso nostálgico del terror de los ochenta, los Cravens, los Carpenters, los Romeros... pero si miramos al presente nos encontramos con gente tan interesante y original com Shyamalan, Nolan, los japoneses, Del Toro o incluso Amenábar.
Siempre han existido secuelas, aunque estoy de acuerdo en que últimamente se están pasando; pero pienso que al final el público (y de rebote los productores) no es estúpido, y siempre agradece un soplo de aire fresco.
Así que ahí entramos los creadores. Menos lamentarse y venga, todos a pensar.

Santiago Eximeno dijo...

Hombre, yo creo que esta peli de las ovejas (un trailer fabuloso, por cierto) entra dentro de la línea demente de algunas productoras australianas especializadas en cine gore.
Yo, si la estrenaran en España, no me la perdería :)

Cesare dijo...

Creo que lo principal en una película, o novela, es el como me cuentan las cosas... Claro que si no eres original contndolas, por lo menos cuenta algo novedoso...

Innsmouth dijo...

Creo, Césare, que has dado en el clavo. No me importa un argumento que en un primer acercamiento no se original, incluso un remake, siempre y cuando el director, los actores y el guionista añadan algo nuevo, bueno, excitante, de su cosecha.
El ejemplo lo tenemos en 'la cosa' de Carpenter, como remake de 'el enigma de otro mundo'; incluso el Drácula de Coppola...
El problema actual es que buena parte de las películas de terror se adaptan a un perfil, a un guión predefinido, tanto en trama, como en desarrollo de personajes... o lo que es peor, ofrecen insustancialidad hecho este que pretenden colar con nombres de relumbron en el reparto o efectos especiales que sólo son eso, globos hinchaddos que explotan de forma muy espectacular.