lunes, octubre 10, 2011

Cuando la leyenda deja de ser tal

El imaginario popular está cargado de arquetipos marcados a fuego en la tradición. Lo legendario es un brote duro de pelar, una raíz hundida a gran profundidad en el sustrato cultural de la que es difícil librarse; está ahí, no nos acordamos de ello, pero cuando brota no podemos dejar de sentirnos fascinados con su presencia.

Leyendas, tradición y modernidad...; en ocasiones hay creadores que deciden intentar enfrentar esta especie de dilema, de contraposición de significados. Los resultados suelen ser dispares y no del todo satisfactorios. Sin embargo hay veces en las que uno encuentra que la oposición se diluye y el resultado apenas chirría y la creación se deja ver o leer con cierto cariño cargado de admiración.


Es el caso de la película noruega The troll hunter. ¿Qué sucede cuando la leyenda deja de ser tal y se convierte en una realidad? ¿Tradición y modernidad de la mano?

Un film recomendable, una golosina visual sin pretensiones.

3 comentarios:

roberto dijo...

Ayer leía en el Heraldo de Aragón que las autoridades de Siberia declaraban que la existencia del Yeti era irrefutable, que habían encontrado huellas y pelos, y que ya valía de que la gente hiciera bromitas, que el bicho es real.

Innsmouth dijo...

Sí..., es innegable que el calentamiento global lo producen estos Yetis y los Trolls con sus ventosidades.
Una tragedia, señor.

David González dijo...

Ganas le tengo yo ha esta película, pero verla en londres esta difícil, aparte de que verla en noruego con los subtitulos en ingles es algo cansado.