viernes, mayo 22, 2009

A la vida [terrorífica] de nuevo

Y es que ya necesitaba una purgación, no sólo de terror vive el hombre. Dado que había notado una especie de sarpullido, una constante irritación que surgía cada vez que atacaba una nueva lectura que al final resultaba frustrante, una desgana a la hora de ponerme a escribir... decidí realizar una limpieza, una temporal profilaxis mental. No es bueno enajenarse, centrarse en un sólo tema, y creo que es algo que hice y que espero no volver a repetir.
Así que me reconcilié con viejos amigos, recupere amigos perdidos e hice nuevos amigos.
Así que con la pilas cargadas, de nuevo al ataque, sin excesos, claro...

Y que mejor vuelta que una nueva reseña del especial "Entierros" de Calabazas en el trastero.
La ha realizado Fco. Lone Morera, para la excelente página "Sedice".

Me tomo la libertad de transcribir la parte que a mi me concierne:


Si tuviera que quedarme sólo con un relato de esta antología, me quedaría sin dudarlo con esta "Cosecha de Huesos" de José María Tamparillas. Antes he comentado que el terror humano me genera más angustia que el sobrenatural, bien este relato es una de las excepciones a esa regla. El relato empieza de una manera muy normal y tranquila, en la que el protagonista empieza a sacar huesos de una granja que ha heredado.

Poco a poco, como en un relato de Poe, la situación va cambiando paso a paso, mutando la ambientación rural y natural, por un ambiente cada vez más sobrenatural, desquiciando al protagonista, y al lector que lo acompaña, para acabar con una escena final y una última frase lapidaria, como merecen las grandes historias. Es el relato más largo de la antología, cosa absolutamente necesaria, con menos extensión hubiera tenido que terminar muy precipitadamente o desarrollar menos la ambientación y el personaje principal, pero se hace perfectamente llevadero.

A uno le da alegría saber que ha obtenido parte del efecto deseado con su creación.

5 comentarios:

Vlad_Temper dijo...

Buenas. Me tendrás que perdonar, he tenido poco tiempo y hasta ahora no he podido terminar de leerme la antología "Calabazas en el Trastero: Entierros".

La lentitud con la que manejas el relato contribuye a cosechar no sólo huesos, sino el terror primigenio en el lector, amén de conseguir dotar de una entidad física a la atmósfera de tu relato. Una de entre las grandísimas obras de la antología, de la que estoy cada vez más contento de compartir.

Innsmouth dijo...

Muchas gracias. Me sonrojo.
La verdad es que Cosecha de huesos es el paradigma del terror que me gusta escribir.
Intento crear atmósfera, pero sin abandonar a los personajes o a la trama como tal. La atmósfera, sin contenido, sin entidad física y sin sentido del relato es algo vacío, insustancial. Es más. Son los personajes lo que más importa, su plausibilidad dentro del canon del lector, la capacidad de que empatiza, intima con ellos.

Portal educativo Sehacesaber dijo...

Hola, me llamo Carmen Romaní y trabajo en el portal educativo www.sehacesaber.org , donde está alojado el blog de Elia Barceló. Hace un tiempo que la dirección web de nuestro portal sufrió algunas modificaciones, y debido a esto, los enlaces que algunas personas han puesto en sus páginas para redirigir a la nuestra, han dejado de funcionar.

Por si es posible sustituir el enlace antiguo por el nuevo y que así vuelva a estar activo, estamos enviando la nueva dirección a todos los sitios que han incluído enlaces a nuestra página.
Esta es la nueva dirección para acceder al Blog de Elia Barceló:

http://www.sehacesaber.org/chavales16-18?idContenido=5510&edad=5

Muchas gracias y un saludo,

Carmen Romaní


Carmen Romaní
Dpto. de Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC)
Grupo Editorial Luis Vives
Tlf. 91 334 48 83
cromani@edelvives.es
www.sehacesaber.org

Carlos Lamani dijo...

Me acabo de leer "Cosecha de huesos" y me ha encantado, como todos tus relatos, ¡ah! lo de la confianza CASI ciega en tu obra, nada.... ¡¡CIEGA DEL TODO!! :)

Innsmouth dijo...

Gracias, Carlos. Es un placer leer esto.
Intentaré que siga siendo así.